domingo, 19 de abril de 2009

Nota mia en Día a Día de Cordoba







Doy todo por vos
Son capaces de todo, de pasar hambre y frío por seguir a sus ídolos donde sea, de trabajar duro sólo para juntar plata y poder verlos en vivo. De Cris Morena, a Kudai y Tokio Hotel, pasando por Arjona y Evanescence, compartimos testimonios de vidas fanáticas.
19/04/2009 Ocio

Por Magdalena Altieri

¿Qué sería de los artistas sin los fans? Seguramente nada. Sin esos seguidores incondicionales, sin esas personas que individualmente, o en grupos cada vez mejor organizados, expresan su fidelidad total, poco sentido tendría la vida de un artista. Y no se trata sólo de un pasatiempo adolescente, sino que la pasión muchas veces acompaña a los fans de por vida.
Es el caso de Mariela Reyner, presidenta del club de fans de Cris Morena Los Ángeles de Cris, quien comenzó su fanatismo hace 18 años (hoy tiene 30), mientras miraba Jugate Conmigo, y en 1998 fundó el club que ahora cuenta con más de 2000 personas, en todo el mundo, con sedes en Israel, México, Lituania, España, Bolivia, Panamá, Perú, Chile, Uruguay y Ecuador. “Cris y el club ya son parte de mi vida... no me imagino viviendo de otra forma”, confiesa Mariela.
Un reconocimiento merecido. Después de años de anonimato, hoy por hoy (y quizá por Internet, que les da una visibilidad antes impensada) ya nadie duda de la importancia vital de los fans. Ni las discográficas, que dan apoyo a los clubes; ni los mismos artistas, que siempre que pueden responden a sus reclamos y les dan lugares relevantes en esos momentos mágicos, como un recital.
Esto, que para un fan es el sueño más anhelado, les pasó a los integrantes de Historias, el club de fans oficial de Ricardo Arjona en Córdoba. “En enero pasado fuimos invitados por él mismo a grabar su último videoclip en Buenos Aires. ¡Fue una experiencia mágica!”, cuenta a Día a Día Adriana Mercado, quien coordina desde 1998 este club, que hoy tiene más de 3000 socios.
Tampoco ignoran el rol vital de los clubes de fans los medios de comunicación especializados, como MTV Latinoamérica, que en 2008 por primera vez instituyó en sus premios anuales la categoría Mejor Fans Club.
Justamente entre los afortunados nominados (seis, de toda Latinoamérica) estuvo un club de fans cordobés. Se trata de “CordobaXKudai”, un club dedicado a la banda chilena Kudai, con integrantes de entre 18 y 19 años, que tiene una organización y un empuje admirables.
Nacido en 2006, y reconocido oficialmente por la banda, el club de fans no podía creer cuando les llegó “el” llamado. “¡Noo! Esas cosas tardan en ser procesadas por la cabeza, nadie caía. Nos llamó el mismo manager de Kudai para preguntarnos cómo habíamos hecho para estar ahí”, cuenta entusiasmado Jonathan, uno de los coordinadores del club.
Y aunque no hayan ganado, para ellos el mejor premio fue el saber que miles de votos de otros fans del grupo fueron apostados por ellos. Y claro está, la impagable satisfacción de saber que se están haciendo las cosas bien.
¿Qué es ser un fan?
“Estos son unos… ‘groupies exaltados’, ‘jóvenes idólatras’… que pierden el tiempo” son algunas de las cosas que los integrantes del club de fans CórdobaXKudai nos cuentan que alguna vez les han vociferado por la calle. Sin embargo, estos chicos comparten una pasión sana, una motivación que los ayuda a combatir la soledad que tantos adolescentes sienten, un modo de hacer amigos.
Así lo cuenta Angelo, de “Fallen Angels”, Fans Club de Evanescence en Córdoba: “Evanescence significa una gran inspiración, es algo de lo que jamás me voy a arrepentir... me acercó a muchas de las personas que hoy son mis amigos”. Además, los clubes de fans no sólo se reúnen a hablar de su ídolo y compartir información, sino que en su gran mayoría también realizan colectas solidarias, salidas didácticas, y hasta reuniones sobre problemáticas sociales.
Locuras, anécdotas y pasión
Todos los fans afirman que serían capaz de “cualquier cosa” por sus ídolos. Y todos han cometido más de una locura por tratar de estar más cerca de ellos.
- Angelo, fan de Evanescence, confiesa que buscó en el directorio de las ciudades donde vivía Amy (la cantante de la banda) los números de familias con su apellido y llamó a todas ellas a Estados Unidos preguntando si se encontraba su ídola...
- Matías y Jonathan, fans de Kudai, cuentan que en tres días hicieron Córdoba - Buenos Aires, Buenos Aires - Río Negro, y luego de 45 horas de viaje llegaron al Festival Nacional de la Manzana (en General Roca, Río Negro) a ver a la banda en vivo, sobreviviendo a chizitos, galletas y agua. Lo mejor fue cuando desde el escenario ellos les agradecieron señalándolos y diciendo: “Ellos, los loquitos de Córdoba hicieron una gira nacional, gracias por el apoyo”.
- Karen, fan de Tokio Hotel cuenta que su máxima locura por ahora, fue tatuarse el signo de la banda en la muñeca izquierda, “bien sobre las venas”, aclara. “Pero la verdad es que sería capaz de hacer miles de cosas mas. Es más, con mi mejor amiga, que es casi mi hermana, nos vamos a ir a Alemania en un par de años. Ella también es fan de Tokio”.




Una vida junto a Susana Giménez
Lorna Gemetto es la más fiel seguidora de Susana Giménez. Su caso es muy especial, porque su pasión incondicional la ha llevado a convertirse ella misma en una celebridad: tiene su propio blog, al que le dedica gran parte de su tiempo, y ha salido en numerosas revistas y programas de televisión contando su devoción por la conductora.
Desde los 10 años, cuando la vio por la tele por primera vez, la amó inmediatamente. Y desde allí no se perdió ningún programa en el que Su estuviera. “Conocí a Susana personalmente el anteúltimo programa de 1996 y fue mágico para mí. Lo logré porque le escribí una carta a su casa contándole mi historia y que mi sueño era conocerla”. Susana le contestó con una carta permitiéndole conocerla en el estudio. Desde entonces, Lorna presencia casi todos los días las grabaciones de los programas de Susana.
Es como una segunda mamá para ella, afirma esta abogada y periodista. “La consulto siempre que me pasa algo y valoro muchísimo su opinión. Si ella no me hubiera convencido, nunca me hubiera realizado una operación que hoy me ayuda a estar mucho mejor”, confiesa Lorna.
Tokio Hotel, un huracán nacido en Alemania
Esta banda es alemana, hace canciones que hablan de los temas que les importan a los adolescentes como ellos (todos sub-23) y son la sensación del momento. No en vano su club de fans en Argentina, capitaneado por Carla, es uno de los más activos del país, con 1000 socios en poco más de un año. La sede en Córdoba también es numerosa, y muy activa, con 160 socios.
Tokio Hotel aún no pisó nuestro país, pero la promesa de que Argentina estaría incluida en su próxima gira “nos llena de ilusión, y seríamos capaces de cualquier cosa por ir a verlos”, cuentan a Día a Día las representantes del club en Córdoba.
Por ser alemanes, la comunicación con ellos es más difícil también. Pero gracias al representante de Universal Music Argentina (que es el único contacto con la banda que tienen los fans argentinos) lograron ser reconocidos como Fan Club Oficial.

1 comentario:

Anónimo dijo...

grande lorna,te mando un beso y aguante la su