lunes, 10 de septiembre de 2007

Lucia y Manuel en peligro (Primicias ya)

Primicia absoluta: 15:00 - Sus nietos al borde de la muerte
La tragedia rozó a Susana
La tragedia rozó la vida de Susana Giménez de una manera dramática pero también con cierto ingrediente milagroso.

Como cada fin de semana, la familia de su hija Mercedes debía embarcarse rumbo a Carmelo, una ciudad uruguaya a orillas del Río de la Plata y un lugar que, en los últimos años, atrajo la inversión de muchos argentinos ricos y famosos.

Allí, en el country El Faro, tiene una casa los familiares de la diva a la que, en más de una ocasión, se la vio en plan de descaso.

Pero el primer fin de semana de este mes no fue igual a cualquier otro. Algo iba a cambiar para que el destino comenzara a jugar con las cartas marcadas.

Esta vez, Mercedes decidió no ir con su esposo e hijos a ese escape familiar y optó por quedarse sola en su casa. Sin ella, viajaron Eduardo Celasco, yerno de Susana, junto a sus hijos Lucía de 13, Manuel de 11 y un amiguito de este último llamado Nicolás.

Cerca de las tres de la mañana del sábado primero de septiembre, el compañerito de los nietos de la diva se despertó sobresaltado y ahogándose por el humo que ya comenzaba a esparcirse por la habitación que ocupaban.

Con mucho esfuerzo logró despertar a Manuel y juntos, luego de varios intentos, derribaron la puerta y salieron al exterior de la vivienda. Con desesperación y una madurez increíble, los dos niños se dirigieron a la ventana de la habitación matrimonial donde descansaba Eduardo Celasco y su hija Lucía.

Luego de romper el vidrio lograron despertarlo y juntos se alejaron de la casa que ya comenzaba a ser destruida por las llamas.

Casi de inmediato se hicieron presentes dos camiones de bomberos pero su trabajo se dificultó porque el agua se les agotó rápidamente y la casa de los Celasco no tenía pileta de donde podrían haber sacado agua para terminar de combatir el fuego.

Tampoco pudieron usar el agua de la bomba ya que el incendio cortó el tendido eléctrico. Por suerte ninguno de los cuatro recibió heridas ni otras consecuencias físicas, salvo la pérdida de su vivienda en la costa uruguaya.

Lo único para lamentar fue el fallecimiento de la mascota de la familia de nombre Guapo que no logró escapar de las llamas.

Este terrible hecho se mantuvo en total secreto pero la historia se logró reconstruir gracias a los datos recogidos por Primiciasya.com.

Más allá de la tragedia que rozó a la familia de Susana Giménez, Mercedes lo tomó con mucha calma y como un verdadero milagro.

La hija de la diva, que últimamente se volcó de lleno a la religión, le comentó a su círculo más íntimo que habría sido un ángel de la guarda quien desperto a Nico y logró que salvara a su esposo y sus hijos.

Sus amigos, también notables creyentes, le piden que no tenga miedo en contar los detalles de este increíble suceso como una muestra de que los milagros existen y que la Virgen mucho tuvo que ver con eso. "Hacelo porque no es la primera vez que María te da muestras de su existencia", le dijo una de sus mejores amigas y devota de la Virgen.

Una historia casi trágica que puso en peligro la vida de los nietos de Susana pero que, finalmente, se transformó en milagro.

N de L: gracias a Dios que no les paso nada sino no creo que Susana podría superar una tragedia asi y para mi sería tremendo que les pasara algo asi.
Menos mal que no les paso nada grave al final.
Lorna

4 comentarios:

hija de satan dijo...

te preocupas mas vos que su,ya que ni menciono el incidente en el programa
tanta envidia le tenes a darin por compartir con su una intimidad que te es vedada,que no hiciste comentarios sobre tan bella nota?

Willowcita dijo...

el viernes estuve con Susana en los estudios de Telefe en Martinez.
Fue un susto nada mas.
pobre la mascota, me dio pena.
Saludos.

Feche dijo...

Si pobrecito el animalito!!! A unos amigos de mi papa les paso lo mismo y es un horror.

Besotes Lorna!!!

Anónimo dijo...

Es absolutamente normal que Susana no haya hecho ningún comentario en su programa, porque evita, todo lo que le es posible, hablar sobre sus nietos.
Es más en la una de las poquísimas veces que lo hizo habló de su nieta como si el varón no existiera. Se comprende la palabra nietos, así en plural no debe gustarle mucho... la hace como más habuela ¿no...?
Que pasará cuando su nieta que ya es adolescente tengaun noviecito...mmm... la palabra bisnietos, se asomárá entonces en el horizonte...