martes, 31 de mayo de 2011

Vi a Su en el estudio

Ayer fui nuevamente al canal a ver el programa y pude entrar a hacerlo. La tuve muy cerca cuando estuvo Baute.
Me encantó el programa, muy bueno lo del hombre lobo y lo de Baute.
Al terminar el programa Su paso al lado de donde yo estaba ubicada y me saludo. Le dije que la amaba y ella agradeció.
Hoy también ire al canal directo después de estudiar y llegaré un ratito antes como lo hago siempre.
Lorna

viernes, 27 de mayo de 2011

Vi a Susana

Ayer fui nuevamente al estudio a ver a Susana, como el miércoles me había atendido temprano fui directo para presenciar el programa.
Fue más corto que siempre porque iban a pasar el partido de Velez por la copa Libertadores pero de todas maneras estuvo muy bueno.
A la salida Su pasó al lado de donde estabamos nosotros, yo estaba con mi remera de ella de Uleg y me dijo que me abrigué que hace frío. Yo le dije que si pero que ahí hacia calor y ella me contestó que ahí si pero ahora tenía que salir y hacía frío afuera. Entonces le dije que si y la salude.
Fue otro lindo momento con Susana.
Lorna

jueves, 26 de mayo de 2011

Estuve con Susana

Hoy fui nuevamente a visitar a Susana y como era feriado fui temprano y la espere.
Ella llegó a eso de las 18 al canal y me llamo para que hablemos. La felicité por el Martín Fierro, le dije que era muy merecido y ella me agradeció.
Luego me pregunto como estaba y yo le conté que bien y que había ido el lunes a verla pero que llegué sobre la hora y que el martes no fui porque tenía miedo de no llegar pero que la veía en vivo todos los días porque tengo una amiga que vive cerca de donde estudio y me deja verla en vivo, por lo que se alegró.Se sorprendió porque me vio abrigada y me dijo parece que hoy tenes frío, primera vez que te veo abrigada, le dije que tenía la remera de ella abajo y me dijo que ya la había visto y que estaba bien que tuviera ese buzo porque es abrigado.Después le conté que iba a hacer shows junto a dobles de famosos como periodista de espectáculos, muy pronto tendrán novedades y a ella le gustó la idea.
Luego entré a ver el programa que fue en vivo como siempre y que estuvo muy bueno.
Lorna

martes, 24 de mayo de 2011

Vi a Su en el estudio

Esta noche fui a ver a Susana al estudio. Pude salir antes de la Universidad después de que me dijeran que aprobé un trabajo e ir al canal.
Llegué a las 20:45 y enseguida pasé al estudio.
Fue un programa maravilloso donde se lució Susana con Darin y Puig y presentaron a Antonia la hija de la Sole.
Además de la perra Carri que estuvo maravillosa.
A Susana se la noto muy bien en los cortes con sus amigos Darin y Puig y disfrutando mucho a la perra, de hecho después de que terminó el programa se quedó un rato jugando con la perra.
Lorna

lunes, 23 de mayo de 2011

Los Martín Fierro una verguenza

Estoy muy enojada y decepcionada de los Martín Fierro que demostraron una vez más no tener ningún valor.
Resultaron ser un desastre. Le robaron a Su el premio más merecido de todos y se lo dieron a Mariana Fabbiani que no tiene ningún merito.
Un verdadero desastre.
Si le dieron el de entretenimientos por supuesto que muy merecido y el de Gasalla que también lo es pero ni siquiera esta en el programa este año.
Esperemos que vaya a buscarlo al programa como le dijo Susana.
Una verguenza que traten tan mal a Susana y no la valoren como la figura que es.
Para colmo le hicieron entregarle el platino a Tinelli cuando es sabido que él es el peor rival de Susana. Una falta de respeto.
Para todos sos la mejor de todas, la única. La más amada.
AGUANTE SUSANA.
Lorna

viernes, 20 de mayo de 2011

Estuve con Susana

Hoy volví a ir al programa, durante esta semana no estuvo habiendo público y pude verla y hablar con Susana.
Llegué temprano pero Susana lo hizo después de las 18. Nos pidieron que la esperemos enfrente pero Susana me llamó y pude hablar con ella.
Primero me pregunto como estaba y yo le dije que bien y la consulte como estaba ella a pesar de todo lo que se decía y me dijo que muy bien, que estaba barbara y que no quería saber lo que decían que no le dijera, le afirmé que no lo haría. Luego le pregunté si seguiría a las 21 y me confirmó que sí. También le pedí entrar al programa
Luego llamó a una amiga que vino desde Jujuy a verla y la saludo.
Más tarde Marcelo, su chofer, entró fotos de mis amigos para que Susana las firme y ella lo hizo.
Después arreglé con uno de mis amigos para hacer shows de los que después les informaré.
A la noche entramos a ver el programa y lo vimos desde muy buena ubicación.
Susana pasó a la salida por donde estabamos nosotros y nos saludo, además se saco fotos con mi amiga de Jujuy.
Además nos dijo que estaba apurada porque sino perdía el avión.
Fue una muy linda visita y la quiero cada vez más.
Lorna

viernes, 13 de mayo de 2011

La gran vuelta

Anoche Susana Giménez volvió a la televisión y una vez más estuve junto a ella como desde hace ya varios años.
Llegué alrededor de las 15:30 al estudio y ya había mucha gente esperando ver a Xuxa. Susana arribó allí a las 16:10 y nos bajó la ventanilla por lo que pude saludarla pero la gente se tiro encima para verla y tocarla por lo que no pudimos hablar.
Luego presencié el programa como siempre y estuvo espectácular. Increible ver en vivo la entrada de Susana, estaba imponente, preciosa.
El estudio estaba repleto de fans de Xuxa que se empujaban y golpeaban para ubicarse.
De todas maneras pude disfrutar mucho todo el programa.
A la salida fui a esperarla a la Rosa Negra y estaba toda la prensa ahí. De todas maneras pude verla una vez más.
Otro año que pasaré junto a mi adorada Susana.

martes, 10 de mayo de 2011

Su vuelta (La nación)


Entrevista
"No soy Susana todo el tiempo"
Pasado mañana, la diva vuelve a Telefé
Martes 10 de mayo de 2011 | Publicado en edición impresa.
Comentá (0) Compartir.En la era del minuto a minuto, la conductora asegura no querer ni enterarse cuánto rating tiene. / Telefe.
Laura Ventura
Para LA NACION


Susana Giménez está sentada en su living, el verdadero, el de su casa. Sólo la mesa de pool, sobre la que cuelga una araña de cristal, contrasta con tanta simetría: dos sillones de tres cuerpos, dos mesas de mármol con águilas doradas, dos jarrones orientales, cuatro pilas de libros coquetos, ilustrados con obras de arte, y cuatro cortinados que dan a un jardín estilo francés, que, en pleno otoño, no muestra ni una sola hoja sobre el césped. No hay animal print en la sala, sino cuadros de distintas corrientes pictóricas, entre los que se destaca uno, estilo rococó, con el retrato de una dama de la corte.

Resulta llamativo -o no, porque la espontaneidad es su máxima virtud- que Susana hable distendida, sola, sin la presencia de nadie de su círculo íntimo o de agentes de prensa, y en su propia casa: "¿Cómo se habla, si no? ¿En el canal? ¿En un bar? No se puede así". No tiene ningún lugar reservado en los sillones e insiste en convidar un café.

Pasado mañana regresará a la pantalla de Telefé con su ciclo homónimo, que irá de lunes a jueves, a las 21, para competir con El Trece, que se impone en el prime time con la dupla Los únicos y Herederos de una venganza frente a Un año para recordar y El elegido .

-El año pasado dijiste que nunca más ibas a hacer televisión durante la semana...

-Sí, juré que nunca más. Pero estaba descansando en Punta del Este y vino a verme Gustavo Yankelevich, con quien tengo más relación que con Tomás [su hijo, el director artístico del canal]. Los dos son supertalentosos, pero a Gustavo lo conozco hace siglos. "Susan, el canal te necesita; yo te necesito", me dijo con esos ojitos azules. Y no le pude decir que no a él. "Yo también te necesito, si en el canal no quedó nadie", le respondí (risas).

-Tomaste mal que el canal no decidiera continuar con Néstor Moyano como productor de tu ciclo. ¿Cómo seguís ahora?

-¡Obvio! Fue algo que me dejó dura, me paralizó. "¿Y ahora qué? ¿Cómo sigo?" Telefé está a cargo de la producción y Gustavo, además, trajo al programa a alguien de su absoluta confianza, Darío Turovelzky. Estamos trabajando contra reloj porque se cayeron muchos artistas con agendas apretadas que quería tener, como Hannah Montana y Maná.

-¿Lo vas a tener a Ricky Martin el día del debut? ¿Antonio Gasalla está confirmado? ¿Qué podés adelantar?

-Ricky no pudo ser. Me invitó a hacer el programa en su casa en Miami, pero yo lo quería tener en el living. Vendrá en junio. Con Antonio ojalá cerremos, lo necesito. Sí está confirmado Dady Brieva, que una vez por semana vendrá a hacer el conde Drácula. Y Miguel del Sel este año no vendrá porque es candidato a gobernador.

De política ni hablar
Susana se levanta y cierra la ventana. Empieza a sentir frío. Habla con las manos y con las uñas. Cuando se ríe, se recuesta sobre el respaldo del sillón; cuando se pone seria, se incorpora. Y se incorpora durante gran parte de la conversación.

-¿No querés meterte en política? En el último tiempo, estuviste haciendo algunas declaraciones vinculadas a la inseguridad.

-Si viniesen todos los candidatos a presidente, sí. Pero ¿habrá algún candidato? Prefiero no meterme. Sí me preocupa que el pueblo esté sufriendo. La inseguridad me tiene trastornada, como al resto de la población. Se puede terminar con esto. Políticamente se puede arreglar, pero los ciudadanos tenemos que salir a pedirla.

-¿Te arrepentís de algunas declaraciones en 2009 [su florista Gustavo Lanzavecchia fue asesinado y dijo: "El que mata tiene que morir"]?

-¡No, no me arrepiento! Ese día me enfurecí. ¿Qué dirían todos esos que hablan si le mataran a un hijo? Después agregué: "En la cárcel. El que mata tiene que morir en la cárcel". Nada de 2 x 1. Esos asesinos no pueden volver a la calle.

-Mirtha Legrand en la actualidad está en un flanco de críticas.

-¡Por favor! Ella es una señora con una educación increíble. Con un manejo del idioma, un castellano perfecto. Si dice algo, lo dice con todo respeto. Tiene la obligación de preguntar a sus entrevistados lo que piensa el pueblo. Además, no es pecado pensar distinto del otro. No creo que le haya faltado el respeto a nadie. El otro día hablé con ella.

-¿Por el escándalo con Juanita Viale del Carril?

-No voy a hablar del tema. Es terrible que todos opinen de todo, sin saber nada de nadie.

El teatro, pendiente
-¿No te cansás de ser Susana Giménez todo el tiempo?

-Viajo mucho para descansar. No soy Susana Giménez todo el tiempo; en casa no lo soy. Cuando salgo, me arreglo para poder manejar toda esa ola de gente. Me gustaría ir más al teatro, por ejemplo. "¡Papá! ¿Cómo se prende la cámara?", te grita uno al oído. Requiere paciencia, pero me da mucha fuerza ese amor. Pero la gente es tan divina que me emociona. Menos mal que tengo este cariño.

-¿Tenés asignaturas pendientes?

-Me gustaría hacer una obra dramática. Pero no encuentro un buen libreto. Hay buenos musicales, pero es muy complejo, y si hiciese un musical, me gustaría volver a hacer La mujer del año, con mi amado Arturo Puig. Con Ricardo Darín sé que es más difícil por sus compromisos.

-¿Cómo te imaginás dentro de diez años?

-No creo que trabaje. Y si trabajo, serán cositas aisladas. Busco disfrutar y la paz.

LA PANTALLA CHICA SEGÚN LA DIVA
-¿Ves TV argentina? -No, para nada. Antes veía El elegido, pero me fui de viaje y ahora llego tarde a casa. Veo películas y trato de no ver programas donde hablen de mí. Le tengo incluso prohibido a mi círculo que me comente, para preservar mi salud mental.

-¿Cómo es trabajar con el minuto a minuto en el aire? -También le tengo prohibido a mi producción que me diga cómo van las mediciones. No tengo ni cucaracha. Me parece una falta de respeto para la persona que tengo en frente. Sí me doy cuenta que una entrevista está midiendo bien porque se estira la nota, pero todo eso me distrae.

-Nicolás Repetto criticó los programas de archivo y se refirió a ellos como "los fideos con tuco", como aquel menú sencillo que se sirve al espectador. -Estoy totalmente de acuerdo con él. Vi cuando lo dijo. Tiene razón y no fue agresivo. Es perfecto y atinado. A veces te matás produciendo, gastás un montón de plata en traer una figura o en armar algo y después dos tarados te critican.

Desde este jueves a las 21 Susana en Telefe

lunes, 9 de mayo de 2011

Otra promo

domingo, 8 de mayo de 2011

Su vuelta (Perfil)



Susana Gimenez
“Nunca estuve más feliz en mi vida”
La diva regresa el próximo jueves a las 21 por Telefe con Xuxa sentada en su living compitiendo con Los Unicos. Dice que probó marihuana y no le causó nada. Y se queja de que no hay más candidatos presidenciales.
Por Diego Grillo Trubba


La entrevista es telefónica y, cuando del otro lado de la línea se escucha la voz reconocible, uno tiene ganas de soltar el chiste de decirle: “¿Hola, Susana?”, pero se contiene. Debe comprenderse: hace veinticuatro años, Susana Giménez comenzó a hacer famoso el latiguillo en su programa de llamados telefónicos. Desde entonces, creció y creció a nivel popular y se convirtió en una de las referentes indiscutidas de la televisión argentina. Transformó el “¿Hola, Susana?” en un chiste obvio para periodistas poco creativos.

La voz de la estrella rubia, del otro lado, muestra una combinación de ansiedad y cansancio. Aclara que el regreso del programa será el próximo jueves con la brasileña Xuxa como primera invitada a su living, porque no llegaban al miércoles como habían anticipado. “Hubo que correrlo un día porque no se terminaba la escenografía”, dice. “Todo el atraso viene porque hay varios segmentos nuevos, y cambiamos mucho la parte escenográfica principal. Es algo muy grande.”

—Se te escucha nerviosa. ¿Siempre estás así antes de empezar o es la vuelta al formato diario?

—Yo siempre me meto en todo lo que hago, porque imaginate que está mi nombre de por medio. Además, me gusta hacerlo. Lo de volver al formato de lunes a jueves es como volver a lo mío: lo hice muchos años. Yo había jurado que nunca más iba a hacerlo porque estaba tan bien con el del domingo que no me quería ir de ahí. Pero bueno, me convencieron y aparte que el del domingo ya estaba siendo un poco largo, a veces duraba tres horas. Lo hablé con Yankelevich, con Gustavo y con Tomás, y ellos estaban de acuerdo en que era bueno para mí volver a la hora diaria. En fin, me convencieron.

—Supongo que, por la confianza que se tienen, Gustavo Yankelevich debe tener facilidad para convencerte...

—Sí, me agarra con esos ojitos divinos... (lo imita): “Susan (sic), te necesitamos, te necesita mi hijo”.

—¿Cómo te hace sentir que el canal te necesite? Imagino que, más allá de la galantería, debe haber algo de cierto.

—Y bueno, sí. No lo quiero tomar al pie de la letra porque me sentiría muy responsable. Igual, siempre me siento muy responsable. Si no fuera nadie, la cosa no va y listo, no se comenta. En mi caso, siempre tengo miedo de que pase algo, de que no guste. Son miedos eternos.

—¿Sentís que si alguna vez fallás te lo van a marcar?

—¡Pero no te quepa la menor duda! No en el canal, pero sí los que critican siempre. Entonces una se siente responsable. Cuanto más famoso sos, más responsable sos. Es lo que debe sentir Marcelo (Tinelli). Los dos somos los referentes de la televisión, ¿no? Supongo que él debe padecer lo mismo.

—¿Las vacaciones sirvieron de descanso, antes de tanta demanda?

—Sí. Ya le estaba tomando el gustito. Me divertí muchísimo, hice cosas muy lindas. Fui a Estados Unidos y a Europa. Me invitaron a ver el desfile de las Cibeles en Madrid. Pude conocer Sevilla. Me tomé el tren bala, que es una maravilla. Me divirtió muchísimo. ¡En la puta vida vamos a hacerlo en la Argentina! Yo lo veía y pensaba “¿pero estamos todos locos, que querían hacer esto para unir Buenos Aires y Rosario?” Imaginate, se hubiera descarrilado a diez minutos de empezar. Además, deberían haber hecho todo de cero. Y otra cosa era la limpieza dentro del tren, yo pensaba “¿por qué los argentinos no pueden viajar así?”

—¿Te gusta la idea de que en el exterior no te reconozcan tanto como acá?

—Es parte de las vacaciones. En Estados Unidos el programa se ve todos los días desde hace años, así que es muy difícil. En Europa no, así que pude pasear tranquila. Eso me encanta. Me pongo las zapatillas y empiezo a caminar por la calle. Es muy lindo.

—Entre otros cambios para esta temporada, tenés productor nuevo. ¿Cómo te lo tomás?

—Bien. Dario Turoverlsky, le decimos Turo, ya había trabajado conmigo en mi equipo y estaba trabajando en RGB con Gustavo (Yankelevich), y él me lo dio para que yo me sienta más protegida. Además, yo también me estoy metiendo en la producción, cosa que había abandonado un poco...

—Con el programa de los domingos, vos aprovechabas para irte a Punta del Este en la semana y te desentendías un poco de la producción, ¿no?

—¡No me lo recuerdes! Ahora me voy a tener que ir los fines de semana. Por mis perros. Mis ataduras esteñas son mis perros. No los puedo traer acá porque son enormes y me destrozarían la casa. Los extraño. Son mis hijos.

—¿Sos de encariñarte mucho con las mascotas? Pensaba en Jazmín...

—¡Ay, Jazmín, mi amor, mi vida! Ahora ya no quiero tener otro perro chiquitito como Jazmín, porque se me dificulta el viajar. Era una atadura muy grande, porque llamaba cada cinco minutos para ver cómo estaba el perro, si comía, si estaba contento. Aerolíneas Argentinas me dejaba llevarlo, United y Air France también.

—¿Qué formatos nuevos va a haber este año?

—Hay algunos, pero no te los puedo decir. La estructura es la misma: juegos, entrevistas y premios. La clásica, con un juego nuevo muy importante, y después jueguitos lindos. Y va a estar Dady Brieva. Estoy feliz, porque lo admiro muchísimo. Va a empezar haciendo de Drácula.

—Viendo tus fotos, asombra tu estado físico. ¿Cómo hacés para estar así?

—Hago mucha gimnasia... Bueno, gimnasia: hago cinta todos los santos días de mi vida. Como muy sano, porque casi siempre estoy a régimen. No sé, debo tener buenos genes, porque otra cosa no hay. Estoy bien.

—¿Y mentalmente, cómo estás?

—Mejor que nunca, fabulosa, porque estoy feliz.

—¿Y la soledad?

—Nunca estuve más feliz en mi vida. Estoy muy contenta. Siempre tuve un hombre al lado, toda mi vida, y me di cuenta de que la libertad es una cosa fabulosa. Mis últimas experiencias no fueron buenas, me hicieron sufrir. Ahora no tengo a nadie que me robe, me cague, me joda ni me engañe. Estoy bárbara.

—¿Y no extrañás la tibieza ajena en la cama?

—No, te juro que no. Eso no quita que de vez en cuando haya alguna visita, pero no quiero ponerme en pareja ni enamorarme.

—¿Y cuáles son tus placeres?

—Son tan puros que la gente no me los va a creer. No fumo ni me drogo. Tomo un vinito porque me encanta tomarlos a la noche. Uno de mis placeres es leer. Y trabajar, hacer el programa, la revista, las fotos. Cuando estoy sola la paso bárbaro: voy al casino, a Punta del Este, cuido mis plantas... Quiero ser una experta en rosas, voy a empezar un curso. Las rosas son difíciles, y me gustan muchísimo. Veo películas, salgo con mis amigos.

—¿No tenés miedo de que te suceda como a Mirtha y no dejar de trabajar nunca?

—¡No, eso no va a pasar! Yo hubiera parado este año. El año que viene voy a descansar, no trabajo. Y ojo, que para mí trabajar es un placer. Lo disfruto, no es un sacrificio. Yo a Mirtha la entiendo, que está sola por las circunstancias de la vida y se quiere mantener en movimiento, porque es una forma de mantenerse joven. La entiendo. Si ella parase, no sé...

—¿Vas a tener a Juana Viale en el programa?

—La verdad, no sé.

—¿La estás negociando?

—No, ni me atreví a llamarla, con el momento que está pasando. La conozco desde que era chiquita y no la voy a sentar ahí para torturarla. Antes de hacer eso, me muero.

—Hace mucho que no hacés teatro. El año pasado hubo rumores de que estabas preparando una obra...

—No llegué a un acuerdo. Leí varias obras, pero al final no me gustó nada.

—¿Qué se tiene que dar para que vuelvas al teatro?

—El personaje. Tiene que ser brutal, algo que me guste en serio, que sea bueno para mí y para el público. Y claro que no podría hacer televisión y teatro a la vez. Lo hice dos veces, y nunca más.

—Susana, ahora que está de moda hablar de porro (marihuana), ¿sabés que ayer se hizo una marcha para la despenalización?

—No sabía que se hizo esa marcha. ¡Qué bárbaro! Ay, qué tesoro, seguro hubo un humo que el que pasó por ahí se quedó fumado.

—¿Alguna vez probaste marihuana?

—Sí, claro que probé. Pero yo no soy de esas cosas. No me causa nada. La droga no es lo mío. Nunca la necesité ni para subir ni para bajar. En mi reputísima vida probé cocaína ni quiero probarla. La verdad, yo soy temerosa de mi cuerpo, es sagrado.

—Te tenés que enfrentar a “Los Unicos”...

—Qué cagada. La vida es así. Espero que haya lugar para los dos. Es un programa que anda fabulosamente bien. Como es tan distinto, la gente podrá elegir. Es como para chicos, el programa. Y bueno, a mí me verán los más grandes.

—La última vez que te entrevistamos, hablaste bien de Mauricio Macri y Pino Solanas. Ambos acaban de bajarse de la carrera por la presidencia y desembarcan en la Ciudad...

—No entiendo por qué todo el mundo se baja de la presidencia. No sé qué mierda pasa. No tenemos candidatos. No hay contra, no hay nada. ¿Para qué se hace la votación, entonces? Que sigan cuatro años más, que no vote nadie y nos ahorramos un montón de guita. No hay contra. Es como que se presenta Cristina sola. Es rarísimo. O nadie quiere agarrar esta papa caliente, o no entiendo...

Sigue
Gasalla, en peligro


Luego de los dichos de Susana Giménez a su regreso de Miami – “Gasalla es mío y espero que Tinelli no me lo saque”– y hace horas a la salida del teatro donde Nacha Guevara presenta Tita – “¿Cómo no va a estar Gasalla conmigo?”–, al cierre de esta edición lo cierto es que no se había firmado el contrato del capocómico para su participación en el programa.

En el medio quedan los rumores que señalaban que Antonio Gasalla iría dos veces por semana y, también, las palabras en Rosario del propio cómico en relación con su personaje Mamá Cora: “Adoro ese personaje, pero para estar al lado de Susana diciéndole: ‘Susana, ¿viste que nació un perro con dos colas?’. El segmento mío con Susana es al revés de lo que tendría que ser… La vieja que no entiende nada tendría que hacer los comentarios absurdos. Yo me tengo que leer todos los diarios , incluso el New York Times, para traer alguna noticia por lo menos rara, y ella me dice: ‘¿De verdad?’, y ahí pasa a otro tema”.

Con el cambio de productores, empezaron los problemas entre Telefe y el genial actor. Hace unos días, le enviaron un nuevo contrato que no aceptó y pidió cambios, además de un cachet superior al que venía cobrando. Al parecer, no hubo acuerdo entre ambos y la situación quedó en stand by.

Tras tantos años juntos en el living, resulta extraño imaginarse el show sin la presencia de Antonio Gasalla.

sábado, 7 de mayo de 2011

Susana vuelve el jueves (Clarin)


Susana: "Sola soy feliz"


Entrevista. La diva en la previa A poco de comenzar su 24 temporada (el jueves, por Telefe), habla de por qué aceptó hacer un programa diario, de Tinelli, de la comida, de la estética, del rating, de los hombres y de la vida. Una charla jugosa, con el sello inconfundible de Susana.



07.05.2011
Por Silvina Lamazares slamazares@clarin.com




Gran anfitriona, pide que no sirvan la torta que come ella. Lejos de la gula y el egoísmo, Susana Giménez aclara, con un par de ingredientes, que la supuesta mezquindad no es tal: “¿Sabés qué pasa? Es de salvado y harina de trigo, una cosa así. Se une todo con una clara de huevo, sin azúcar ni nada”.



¿A qué sabe? A nada, pero te llena. Yo me comería un tarro de dulce de leche, pero la televisión te engorda, te lo juro por Dios. Te engorda cinco kilos.



Poblada de frases y salidas a lo Susana , la charla tiene su impronta, con esa generosa capacidad que tiene ella para hacer de una entrevista un ágil ida y vuelta entre dos voces y muchos temas. El coyuntural, acaso, sea su regreso a la pantalla, con la 24ª temporada de Susana Giménez , que, a su pesar, irá de lunes a jueves a las 21, por Telefe.



“Esta vez, la vuelta es picadita, porque todos los días me la van posponiendo. Arrancamos el jueves, finalmente, porque, si no, se nos caen todas las notas que ya están arregladas, inclusive con los extranjeros... porque se van. Estamos haciendo una obra en el estudio, con un ascensor por el que voy a subir (ver Un programa en construcción ). Es un ‘ opening ’, bah, una llegada, digamos. Todos los años cambiamos el modo en el que aparezco en escena, aunque una vez ya hicimos lo del ascensor, pero yo bajaba. Si no terminamos, el jueves yo salgo igual, sentada en el escritorio o en el living. Salgo como sea”.



Que finalmente sea un programa diario es una batalla que perdiste, ¿no? La verdad que sí. Yo le había jurado al público que no volvía a hacerlo todos los días. Por respeto a la gente no tendría que haberlo hecho... Pero el canal me ha apoyado durante tantos años, que yo también tengo que devolverle algo. Y, bueno, es una hora, ya no son las casi tres de cuando iba los domingos.



¿Por qué no querías que fuera diario? Y, para tener libertad. Pero al menos arreglé de lunes a jueves y luego sí, a la noche tarde o el viernes, me voy a Uruguay para poder estar con mis perros… No puedo pasar mucho tiempo sin ellos.



¿Con qué te convencieron? Con argumentos...



¿Y dinero? Sí, también. Pero Gustavo (Yankelevich), que es un tipo al que amo, me dijo ’ Susan, ahora está mi hijo (Tomás Yankelevich, director de programación de Telefe) , tenés que ayudarlo’ . Gustavo es como un consejero espiritual, un gran amigo (y emblemático productor suyo). Te habla así, con esos ojitos azules y desde el alma, y te convence.



Aparecés como la carta fuerte para librarle batalla a El Trece en el horario central...



Sí, puede ser, pero no quiero tomar esa responsabilidad. Subliminalmente sé que es así, pero no quiero sentir esa presión. Como no quiero sentir la presión del rating. No me gusta estar pensando en el minuto a minuto. Hay gente que vive mirando esos numeritos, yo nunca.



¿Vos pediste no competir con Tinelli (comienza el lunes 16, a las 22.30, por El Trece)? No competiría nunca más con Marcelo. Ya lo hicimos un par de veces y no, no quiero. Hacemos cosas diferentes. Para competir con él tengo que ponerme en bolas yo, y no lo haría. O hacer lo mismo que hace él con algunas chicas y sus polleritas y cortarle los calzoncillos a los tipos que vengan a visitarme.



Bueno, cuando hacés el concurso de “Mister primavera” llevás chicos en ropa interior… Eso lo vengo haciendo hace mil, pero sólo una vez al año. Lo que siento es que no es bueno hacernos competir. El tiene una enorme producción, y yo estoy cada vez más sola, me sacan la gente del canal, ya no me queda casi nadie conocido. Y a él “Bailando…” le salió brutal.



Pero dada la elasticidad de la grilla, si te va bien, tal vez te hagan pisar el arranque de “ShowMatch”.



No, de ninguna manera. Eso no está firmado, pero está hablado. No estiro nada. A las diez en punto termino o termino.



Sentada en uno de los livings de su casa de Barrio Parque, de calzas negras y buzo atigrado, reconoce que “no leo 14 diarios como la Chiqui (Mirtha Legrand), pero estoy bastante informada. Cuando me despierto leo los diarios y después, mientras corro en la cinta, veo tele”. El gimnasio personal ocupa la tercera planta de la casa, donde “también hay una pileta con agua caliente para hacer gimnasia. Ahora me estoy matando con el ejercicio porque cuando estuve en España, en el verano, me comí todo. Todos los días, jamón de Jabugo. Si (Máximo) Ravenna me veía se pegaba un tiro”.



Ante la pregunta del millón , ésa que hacen taxistas, compañeros de trabajo, curiosos, sí, Susana está flaca.



A esta altura, ¿te sigue preocupando la imagen? Sí, y más que antes. Cuando era pendeja no me importaba, salía siempre fantástica. Pero con los años querés verte bien, tenés que ser coqueta, por eso confieso que me arreglo más que cuando era chica. De todos modos, yo admiro a Mirtha, a la que nunca se la ve desarreglada, nunca despeinada.



¿Vos sí lo estás, acaso? Cuando no hago el programa o no estoy en producciones de fotos, estoy hecha una zaparrastrosa todo el día. Estoy siempre así, en calzas. Los zapatos me los puse por vos, pero, si no, ando en zapatillas.



La doble cita a Mirtha Legrand invita a preguntarle por las fotos públicas de su nieta, Juana Viale, besando a Martín Lousteau. Y ella aclara que “a mí no me gusta opinar de los demás, ni que opinen de mí. Y la televisión de ahora, en ese sentido, es un puterío. Cualquiera se siente con derecho a decir algo sobre otra gente. Por mí, hacé lo que quieras sin joder al otro. Y, además, no opino porque yo no soy ninguna santa”.



¿Ahora en qué estado estás? ¿Santa? Santa. No, santa no, estoy feliz.



Traducímelo, por favor.



Alone.



Sola. Sola soy feliz, pero feliz como nunca estuve en la vida. No convivo con nadie.



¿No te queda grande la cama? No, me queda chica. Tengo la computadora, el ipad , los libros, los controles que hay que tener para todo. Y a veces también se sube el gato. ¿No es precioso? Con nombre de rumbera, habla de “Beba Giménez, un gato de la calle que traje a vivir conmigo. Este no me va a cagar la vida”.



¿O sea que te bancás la soledad? No es que me la banque, la disfruto. Nunca estuve sola, siempre tuve un hombre al lado y no me ha ido bien con la mayoría. Jamás le diría que no al amor, pero no quiero seguir corriendo riesgos.



TELEVISION

La figurita dificil

Entrevista. La diva en la previa. A poco de comenzar su 24 temporada (el jueves, por Telefe), habla de por qué aceptó hacer un programa diario, de Tinelli, de la comida, de la estética, del rating, de los hombres y de la vida. Una charla jugosa, con el sello inconfundible de Susana.




A menos de una semana de salir al aire con su nueva temporada, Susana no sabe si Antonio Gasalla será de la partida. En su rol de ‘La abuela’, el cómico era -al menos hasta el año pasado- uno de los platos fuertes del programa, combinando humor y actualidad, en un ágil ping-pong con la diva. Con cierto dejo de pena, ella deja caer: “Estamos ahí, está difícil”.



¿Difícil porque vos querés y él no quiere? Difícil porque los dos queremos, pero hay una cuestión de presupuesto. Yo me muero por él, él lo sabe. El otro día hablamos por teléfono y le dije ‘Antonio, tenemos tanto material este año...’. En un toque armamos como un sketch desopilante. Yo amo estar con él. Siento como que entro en un ‘release’ cuando estoy con un tipo como él, que es un genio.



Un ‘release’ sería...



Como un descanso, como un ‘Ay, qué bueno’. Además me encanta cómo salen las charlas al aire, sin ensayo ni nada. El se trae unas puntas anotadas y me tira los bocadillos sin avisar, por eso salen cosas maravillosas. El rato que estamos juntos en el living es muy fresco y divertido, no me lo quiero perder.



“Su” enojo con los martin fierro



“Este año, lo mío no es una terna, es un sexteto. Y la verdad es que no me gusta, no me pone contenta una cosa así. Seis personas, ¿a vos te parece? Yo no entiendo mucho lo que hizo APTRA. ¿Cuál es el criterio de armar una...? No sé cómo llamarla. Yo no pretendo ganar, pero no me queda muy claro el criterio con el que la armaron: porque yo no coconduzco, yo entrevisto, hago sketches, improviso, tengo oficio. No me voy a comparar con nadie, pero tampoco voy a decir que me alegra esto. Y no sé si voy a ir”, anticipa Susana, en relación a la ceremonia de entrega de los premios Martín Fierro, que será el domingo 22, en el Hilton, con televisación de El Trece.



“Yo me he bancado cosas en los Martín Fierro y no quiero más. Seis años yendo como una reina, con mis vestidos fabulosos y nunca me dieron nada, porque había dos tipos de APTRA que me odiaban y a los que después echaron. También te digo que tengo muchas estatuillas en mi escritorio. Cuando estoy de acuerdo con la terna voy sin problema, aunque no lo gane. Pero lo que no me cierra mucho esta vez es la cantidad y los diferentes roles”, dice en relación al rubro “Labor conducción femenina”.



Este año Susana comparte la nominación de APTRA con Mirtha Legrand, Mariana Fabbiani, Claribel Medina, Verónica Lozano y Ernestina Pais.







Una diva total

06.05.2011
Por Walter Domínguez wdominguez@clarin.com

Año tras año, pase lo que pase, el regreso de Susana a la televisión es materia de discusión. O porque se estaría por tomar un año sabático. O porque vuelve con un programa semanal. O porque retoma, como ahora el formato diario (o casi, porque los viernes no va). También se discute si vuelve o no Gasalla, si se lo lleva Tinelli. Si a Gasalla le gusta Brieva, Del Sel o Favio Posca. O si en realidad está harto de hacer el personaje de la abuela. Lo cierto es que, por lo menos un mes antes de que vuelva, todos los que hacemos de algún modo televisión, estamos hablando de Susana. Ese sí es un verdadero modo de ser una diva.¿O no?

jueves, 5 de mayo de 2011

Susana fue a ver a Nacha














Susana Giménez fue ayer a la noche a ver a Nacha Guevara en Tita y luego fue a cenar acompañada por su hija Mercedes, Eduardo Celasco, Nestor Moyano, Tete Coustarot, Pet Figueroa y la propia Nacha que después de la función acompañaron a Susana a Edelweiss.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Promo Susana

domingo, 1 de mayo de 2011

Su archivo

Feliz día del trabajador Susana


En esta ocasión tan especial quería desearle a Susana que pase un muy feliz día del trabajador.
Creo que ella es la gran trabajadora argentina y que nos representa a todos. Lucho y trabajó toda su vida, desde muy chica, y ahora está por volver a la televisión a alegrarnos la vida.
También quería desearles a todos ustedes que pasen un muy feliz día del trabajador.