domingo, 31 de enero de 2010

El festejo de cumpleaños de Susana (Perfil)

















susana gimenez
En Miami y sin amigovio, “Su” festejó su cumpleaños
La despertaron con un enorme ramo de rosas y por la noche, celebró con sus productores Marisa Badía y Néstor Moyano, amigos y directivos de Telefe.
Por Brenda Yastremiz

“Happy Birthday”. Por una noche, Susana dejó de lado su dieta hipocalórica y hasta probó la torta.Después de pasar un verano a full en Punta del Este, en el que se convirtió en la estrella de la noche, la diva voló, como todos los años, a su “lugar en el mundo”: Miami. Instalada desde el miércoles 27 en su casa de Indian Creek, en South Beach, Susana Giménez comenzó a organizar todo para su festejo de cumpleaños. “Va a haber una comida, pero no una gran fiesta”, adelantó antes de partir de Ezeiza. Y cumplió con su palabra: el viernes por la noche, cenó en el restaurante Casa Tua, ubicado en Miami Beach.
En una mesa grande –friends table o “mesa de amigos”, como la denominan en el local– decorada con velas blancas y pequeños detalles de rosas, Su estuvo acompañada por sus productores Néstor Moyano y Marisa Badía (flamante directora de programación de Telefe, tras la renuncia de Claudio Villarruel y Bernarda Llorente); los directivos de la emisora de San Cristóbal, Alejandro Parra y Gabriel Bianco; los arquitectos de la diva, y su amiga Mónica Defortuna . Vestida con unos pantalones negros con vivos dorados, una enorme cartera negra, una blusa roja escotada y un llamativo camperón con detalles de visón y piedras, Susana eligió una pata de cordero asada con endibias grilladas y rulos de cebolla avinagrada como plato principal. Feliz de poder compartir con sus amigos, la conductora se dio un permiso y abandonó por una noche su estricta dieta y las viandas hipocalóricas gracias a las que recuperó su figura. Por eso, para acompañar la comida, en la mesa hubo algo que ella tenía prohibido desde principios de 2009: un buen y carísimo vino tinto, una de sus debilidades.
Según se podía apreciar desde las mesas cercanas, todos la estaban pasando bien en el cumple de Su. Distendida, la blonda reveló a sus amigos que nunca come dentro de los aviones salvo pan, agua y vino, porque le parece horrible el catering de las aerolíneas. Sin embargo, en tren de confesiones, se animó a confesar que esto comenzó luego de que una amiga suya pasara por una horrible experiencia gourmet en pleno vuelo, por lo que desde ese día, ella prefiere comer antes de salir de su casa y no en vuelo.
Para cerrar el festejo, el chef del restaurante le acercó una torta en forma de corazón, rellena de mousse de chocolate que había preparado especialmente para la diva. Tras escuchar el “cumpleaños feliz”, Susana agradeció a todos y sopló la velita por un nuevo año. Y a la 1 de la mañana, tres horas después de haber comenzado la cena, Giménez se retiró del lugar a bordo de su Rolls Royce color marfil. Mientras tiraba besos a sus acompañantes, la conductora contó que después de tan lindo festejo, tenía pensado dedicarse a descansar. Además, adelantó que durante la semana, estaba dentro de sus planes ir a conocer Sci-Sci, el restaurante italiano de Giovanni Tummolillo; ubicado en la Avenida Brickell, que es el elegido por el jet set de Miami, como Julio Iglesias y Shakira.
Por la mañana, Susana había elegido una peluquería ubicada sobre Lincoln Road para que le arreglaran el pelo y las manos. Después, se dedicó a atender los numerosos llamados de felicitaciones que le llegaban desde Buenos Aires. A pesar de no haber viajado para acompañarla, su nuevo “amigovio”, Damián Popiloff, fue uno de los primeros en desearle un “feliz cumpleaños” y hay quienes dicen que habría sido el encargado de hacerle llegar el enorme ramo de flores que la conductora recibió muy temprano en su casa de Miami.
Amigovio. “Fue un mes fantástico, sobre todo por el tiempo, con un calor increíble y un sol divino”, alcanzó a decir Susana antes de volar a EE.UU., tratando de esquivar las inevitables preguntas sobre su nuevo romance. Sin embargo, la diva estaba tan contenta que se animó a contar algunos pormenores de su relación. Así, dijo que Damián la alegra mucho y que había pasado por su casa para despedirla antes del vuelo. “Me halaga con sus palabras, no todo es material”, deslizó esta mujer sobre el vendedor inmobiliario.
“Popi”, como lo apodan sus amigos, nació en Caballito, donde sus padres aún residen y tienen su oficina de venta de seguros. Alumno de la orientación pedagógica del colegio Mariano Acosta. Deportista, de chico jugaba al tenis y al fútbol. Hoy, se lo puede ver por las mañanas corriendo cerca de su departamento en el barrio de Belgrano.
Para conquistar a Susana, Damián utilizó la misma estrategia de su adolescencia, la encaró en el casino del hotel Conrad, en Punta del Este. Según confesó la diva, al principio lo confundió con el director de la revista Gente, por lo que comenzó a charlar de la vida. Al percatarse de la confusión, Su ya había sido flechada. “Llamame, por favor”, le escribió él en una servilleta. Ella, encantada pero discreta, se la pasó después a su amigo, el diseñador Carlos Di Doménico para que lo invitara a su desfile unos días después. Desde esa noche, “Popi” fue el compañero de salidas de la conductora. Ya en Buenos Aires, el escenario cambió, pero las salidas entre ellos continuaron. La semana pasada, el joven pasó por la casa de Susana, en Barrio Parque, en dos oportunidades. La última, para despedirla antes de que partiera a Miami.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre ridicula, va a Miami con un tapado de piel en los brazos...en Miami hace 27 grados.
Que suerte, va a conocer el restaurante de un tipo que vendia cocaina ahi y estuvo sopre por eso.

Anónimo dijo...

que envidiosossss jajajajaja asi se vive su

Anónimo dijo...

susana disfrutando de la vida y los tarados que la critican aca cagados de calor ajajajajajajajajajajaj,aguante su