viernes, 8 de enero de 2010

Susana le regalo un departamento a su hija (El país de Montevideo)


Reyes: Susana le regaló a su hija el apartamento nuevo que compró
Diva. Fue a inauguración de un proyecto inmobiliario y convulsionó Punta


PUNTA DEL ESTE | VIVIANA RUGGIERO

Prometió que iría y cumplió. Rodeada por decenas de guardaespaldas y con un look extravagante, la diva argentina, Susana Giménez, fue a conocer el apartamento en Punta que le regaló a su hija Mercedes por el día de Reyes.

"¡Mirá que lindo Mecha!", le dijo Susana a su hija cuando ambas ingresaron en el apartamento instalado en el showroom del proyecto inmobiliario One. El modelo montado allí es igual al que compró Susana. Tiene una superficie de 212 metros cuadrados, divididos en cuatro suites, una cocina y un estar-comedor. Los apartamentos de esas características valen por lo menos US$ 445.000.

Cuando "Su" entró con "Mecha" a la suite principal, la diva le dijo que el apartamento era un regalo de Reyes para ella. Mercedes se emocionó e incluso le corrió una lágrima por la mejilla.




Es que Mercedes no quería ir a la inauguración porque sabía que se expondría a decenas de medios de comunicación y prefiere mantener un perfil bajo. "Le tuve que pedir por favor que venga conmigo. Estoy encantada de lo que compré y sabía que a ella le iba a fascinar", comentó Susana sentada en un sillón blanco en el living del apartamento.

La diosa argentina se quedará en Punta hasta el 23 de enero y después viajará a Miami. "No me van a poder ver porque salgo poco de mi casa. Hago mucha piscina, disfruto de mi jardín, voy al lago, le doy de comer a mis peces, estoy con mis perros, leo muchísimo y hago asados con amigos. Lo que hace todo el mundo, lo único que adentro de `La Mary` para evitar el quilombex", detalló.

Susana dijo que no está en pareja pero aseguró que "nunca se sabe". Lo que descartó es volver a fijarse en un hombre uruguayo. "¡Ay no, eso sí que nunca más!", exclamó.

La diva prefirió no hablar de la muerte de Sandro ni de la pelea entre Isabel Macedo y Carolina "Pampita" Ardohain. Pero sí expresó maravillas de la cantante colombiana Shakira.

"Fui a la fiesta que organizó en su casa. Es una grande, una diosa, una loba. Tiene un talento esa chica que no se puede creer", apuntó. Además, afirmó que en el 2010 seguirá con su programa semanal y descartó volver a tener un programa diario.

"Lo hice muchos años y probé ese néctar de la semanalidad y lo compré, me encanta".

"Éxito" y "salud". La entrada triunfal de la diva a la inauguración del proyecto inmobiliario concentró la atención de los organizadores que corrían de un lado para el otro, de los periodistas que no se cansaban de preguntar si era verdad que la rubia asistiría y de los invitados que miraban constantemente para la puerta. Incluso el hermano de "Su", Patricio Giménez, estaba pendiente de la llegada y aprovechó para cantar una bossa nova antes de que su hermana ingresara en el lugar. "Canto ahora porque va a venir mi hermana y odia la bossa nova", dijo.

Susana llegó a las 23:15 horas manejando su camioneta Mercedes ML 350, de color gris, acompañada de su hija. Uno de los guardias de seguridad contratado por One fue hasta la residencia de la diva para indicarle el camino.

Fotógrafos y camarógrafos estaban apostados en la puerta del apartamento. Cuando Susana llegó (sonriente y de muy buen humor) posó sola y con Mecha para las cámaras. "De abajo no me saquen fotos porque salgo carona…. ¿Y vos no tenés luz? ¿Eso es una cámara digital? Pero qué amarretes que son los canales, ¿no se enteraron que estamos en la era del high-definition?", preguntó Susana visiblemente preocupada por cuidar su estética e imagen. "Es que si no mañana me veo y me quiero morir. Me salen líneas negras en los ojos..., pará, mejor me pongo los lentes de sol", disparó.

Después de estar más de una hora en el apartamento, Susana se dirigió a una carpa montada al lado del showroom adonde se desarrollaba la verdadera fiesta y donde volvería a cantar su hermano.

Allí se sacó fotos con todos los fans que se acercaron, repartió besos y escuchó todo tipo de comentarios.

Susana tomó jugo y prefirió no comer ningún bocado para cuidar su silueta. Brindó con champagne con los directores del edificio, por "éxito" y "salud".

"Susana vino porque es amiga"
Que Susana Giménez asistiera a la inauguración del complejo One llamó la atención de varios, porque la diva no suele concurrir a lugares públicos ni exponerse a la prensa cuando está de vacaciones en Punta. Incluso se corrió el rumor que asistió porque había hecho un arreglo comercial con los directivos del proyecto, que consistía en prestar su imagen para publicitar el emprendimiento a cambio de un amable descuento en el precio del inmueble. Daniel Weiss, uno de los directores de One desmintió a El País el rumor y dijo que Susana fue porque es amiga personal. "Nosotros contratamos para varios eventos al hermano y siempre le decimos que la traiga. Esta vez ella se enamoró del proyecto y vino sola", aseguró Weiss. El empresario expresó que se vieron totalmente desbordados con la presencia de la estrella argentina. "Contratamos 27 guardias de seguridad y 16 policías y no dábamos abasto para organizarnos", aseguró. Y agregó: "Me quedé impresionado con el fervor que causa Susana". Weiss se negó a revelar el valor del inmueble que pagó la estrella televisiva. "No lo puedo decir porque mantenemos reserva con todos nuestros clientes", apuntó.

No hay comentarios.: