jueves, 11 de febrero de 2010

Audiencia de Susana con Caras y Caretas (El país de Montevideo)

Fundación Alejandra Forlán sería beneficiaria en el juicio entre Susana Giménez y Gabito

Finalmente se llevó a cabo esta mañana la audiencia preliminar que da inicio al proceso en el cual la diva del espectáculo, Susana Giménez, reclamaba a Caras y Caretas una indemnización de US$ 300 mil por los daños y perjuicios que ese medio le habría causado al informar que intervino en la compra de varios jugadores de Nacional, operación en la que también estaría implicado un grupo vinculado al narcotráfico, de acuerdo con la investigación periodística de Gabito.
La conductora televisiva se encuentra en Miami, por motivos laborales, por lo que compareció su abogado, Pablo Correa, en condición de representante legal.
Tras esta primera audiencia pública surgió una segunda instancia, agendada para el 12 de abril, a la cual debe asistir Susana Giménez. "Susana me mandó una carta anoche, desde Miami, que decía que lamentaba no poder estar en la audiencia por motivos laborales", explicó a la salida del juzgado.
Gabito dijo en declaraciones a EL PAÍS digital que según lo hablado hoy en la audiencia, el acuerdo no incluiría dinero y se pidió a las partes que reflexionen para llegar a una transacción en la cual las partes firmarían un documento.
Por su parte, Pablo Durán, abogado de Caras y Caretas, dijo a EL PAÍS digital que se redactará un documento de común acuerdo en el cual recíprocamente las dos partes aclararán que no hubo ánimo de ofensa al honor, "que ella nos agredió porque estaba ofuscada con lo publicado" y como un gesto van a solicitar que Susana lleve a su programa a Alejandra Forlán para promocionar la fundación, al tiempo que la revista publicará publicidades y otras publicaciones referentes a la ONG en Caras y Caretas.

2 comentarios:

gallega dijo...

AHORA SE HACEN LAS MOSQUITAS MUERTAS,,BIEN QUE SE PRENDIERON DE LA FAMA DE SUSANA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1

Anónimo dijo...

es cierto,que empiezen a juntar guita,estan desesperados y la abogada de ellos es impresentable