jueves, 28 de mayo de 2009

Susana en Punta (Gente)





Sin amores a la vista
Domingo por la tarde. Susana recorre Magma, una boutique de la península, en busca de un tapado. Fue la única salida que hizo durante los días que permaneció en Punta del Este.


A cara lavada
La diva eligió algunas prendas para su vestuario esteño. Estuvo unos 40 minutos en el local y luego regresó a La Mary, su chacra marítima. Desde allí se comunicó con el productor de su programa, Gustavo Yankelevich, para definir detalles de su debut en Telefe el domingo 5 de julio. Pero no recibió llamadas de Jorge Rama.





¿Cómo va la cosa?
Alguien de mucha confianza, cercano a Rama, le preguntó por qué no recorría los 120 kilómetros que separan Montevideo de Punta para mimar a Susana. La respuesta fue tajante y con tono apesadumbrado: “Las cosas no están bien”.





“Este hombre me hizo perder el miedo a la muerte”
La diva se encontró con su gurú favorito en el taller de búsqueda de vidas pasadas.

“Sí, creo que de esta crisis salimos”
Tras pasar unos días sola en su casa de Punta del Este, le confesó a GENTE su actual situación de pareja

“No pido la pena de muerte. Pido leyes que protejan a la gente”
La diva profundizó su sentimiento sobre la creciente ola de inseguridad que se vive en Buenos Aires.

“Somos muy unidas y nos debíamos un viaje juntas”
La diva y su nieta Lucía, compartieron nueve días de paseo en la capital francesa

¡Qué regalo de 15!
La diva le regaló a su nieta, que cumplió 15 años, un viaje a París.




Susana Giménez
Sola en el Este

La diva viajó el miércoles a Punta del Este para pasar unos días de descanso en La Mary, su chacra marítima, después de que la operaran de la cadera. Y aprovechó la tranquilidad del lugar para darle los últimos retoques a su programa, que desde julio irá los domingos a las 21 horas. Jorge Rama, ausente sin aviso. El empresario estaba en Montevideo, no fue a visitarla y confió: “Las cosas no están bien”.




Sola. Susana estaciona su Mercedes Benz a metros de Gorlero, baja y camina rumbo a Magma, una coqueta boutique de Punta del Este, en busca de un tapado. El fotógrafo intenta retratar a Jorge Rama, su pareja, pero advierte que no está: del lado del acompañante hay una amiga de la diva. Es domingo por la tarde, y a cuatro días de haber arribado al Uruguay, la rubia recién asomó por la ciudad.

Digamos que después de numerosas sesiones de terapia acuática en la pileta climatizada de su mansión de Barrio Parque, Susana Giménez se sintió plenamente recuperada de la operación de cadera que le realizó el doctor Alejandro Drueto el 7 de mayo a causa de una presión intraósea, y decidió hacerse una escapada para distraerse. Estaba un poco aburrida de Baires y necesitaba cambiar de aire. “Allá me relajo, encuentro la paz”, les comentó a sus más allegados, y el miércoles puso proa rumbo a Uruguay para disfrutar de la tranquilidad y de la soledad de La Mary, su chacra marítima.

PRIMER ALERTA. Jorge Rama no fue a recibirla ni la visitó en los seis días en que ella permaneció aquí. ¿Raro, no? Recordemos qué había dicho Su hace pocos días acerca de él, después de que la revista montevideana Caras & Caretas vinculara al uruguayo a negocios no muy claros del fútbol, y la noticia provocara un inevitable temblor en la relación entre ambos: “Tenemos peleas como todos, pero sigo con Jorge. No es una relación muy normal, pero es la que quiero en este momento. No estoy separada. El vive en Montevideo y yo acá. No estoy casada con nadie ni quiero vivir con nadie. Está bueno compartir los fines de semana...”.

SEGUNDO ALERTA. Esta vez no compartieron los días de descanso, por primera vez en mucho tiempo. Susana Ella permaneció refugiada en su casa mientras los albañiles trabajaban. Aprovechó el viaje para pensar en detalle su regreso a la tele, porque sus pretensiones son muchas. Quiere tener nada menos que a Luciana Salazar, Moria Casán y Mirtha Legrand en el primer musical. No será tarea fácil, pero va por las tres. Y prometió entrevistas que rompan todos los moldes. A nivel internacional pretende a Ricky Martin acompañado de sus hijos adoptivos, Matteo y Valentino, y más tarde a Raffaella Carrá. Y en el orden local pidió prioridad para que su producción consiga a Facundo Arana y María Susini, Soledad Silveyra y Chacho Alvarez, y la vedette Evangelina Anderson con el futbolista Martín Demichelis, y el pequeño hijo de ambos, Martín Bastián. Una novedad: a los skteches que hará con Emilio Disi se podría sumar Miguel Angel Rodríguez. Y Gasalla ya se reunió con Gustavo Yankelevich, el productor del programa, que irá desde el 5 de julio, los domingos a las 21. Lo que Antonio debe definir, nada menos, es si desea continuar interpretando el personaje de Mamá Cora, ante el cual Susana muere de debilidad.

ULTIMO ALERTA. La ¿pareja? de Su, que permaneció en Montevideo, no amagó siquiera a acercarse a Punta del Este para verla, más teniendo en cuenta que ella estaba recién operada y cumpliendo con su restablecimiento. Lo más preocupante de todo es que alguien de mucha confianza y cercano a Rama, le preguntó por qué no recorría los 120 kilómetros (poco más de una hora de viaje) que separan a una ciudad de la otra para mimarla un poco. Parece que la respuesta fue tajante y con tono apesadumbrado: “Las cosas no están bien”, habría respondido el empresario uruguayo. Mientras tanto, Susana siguió en La Mary, dando los últimos retoques para su vuelta a Telefe.

Sola. Y, a veces, es mejor estar sola.


Por Miguel Braillard. Fotos: Javier Moreno y Julio Ruiz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

y que joraca es una chacra maritima?