sábado, 14 de junio de 2008

La vuelta de Susana por Paparazzi



Susana Giménez
“¡Ni loca pienso llegar a los 40 años en televisión como Mirtha Legrand!”Como siempre. Como ayer. Nuevamente. Otra vez. Por la gente. Por placer. Porque quiere. Porque le hace bien. El comienzo de la 21º temporada de Susana en la tevé fue un hitazo, igual que el musical que estrenó al ritmo de It’s raining men, con el que dejó en claro por qué está de vuelta. Aunque aclaró que no piensa perdurar tanto como la otra gran diva de la pantalla.

¡ES LA HORA, ES LA HORA!
Para este 2008, Susana cedió 30 minutos en su histórico horario de las 20, pero dejó aclarado por contrato que no terminará más allá de las 21.30, luego de una hora de aire. En su debut la acompañaron Jorge Rama y su hija Mercedes Sarrabayrouse.


¿Alguna vez los Village People pensaron que su inmortal versión de YMCA pasaría a ser propiedad simbólica de una popular conductora televisiva argentina? Porque desde hace años, cada vez que en un boliche suena el estribillo que obliga a seguirlo haciendo las formas de las letras Y, M, C y A con los brazos, la gente tapa las voces con la letra de la versión susanizada que dice:“¡Detrás de todo sólo hay uuuna mujer! / Ni una diva total / ni una mujer fatal / soy Susana, soy siempre igual”.La misma pregunta cabe ahora para The Weather Girls, el dúo femenino estadounidense que grabó la versión original de “It’s raining men” (Están lloviendo hombres) en 1982. Porque desde el lunes 9 de junio, para el imaginario popular argentino, el tema pertenece a Susana Giménez, que decidió comenzar su 21º temporada televisiva con un nuevo musical que pegó fuerte en la gente. Ahora no se cantará más “It’s raining men / ¡Aleluya!”. No. Ahora se tarareará: “Estoy aquí, como siempre / Estoy aquí, como ayer / Estoy aquí, nuevamente / Estoy aquí, otra vez / Estoy aquí, por la gente / Estoy aquí, por placer / Estoy aquí, porque quiero / Estoy aquí, y eso me hace bien / Y si puedo elegir / regresaré otra vez / Y otra veeeeez / ¡Estoy aquí!”.Toda una declaración de principios de la diva, que una vez más demostró que los clásicos nunca pasan de moda: su debut marcó 28.4 puntos de rating en las planillas de IBOPE, con picos que rozaron los 32 puntos. Algo así como 3.000.000 de personas viéndola sólo en Capital y Gran Buenos Aires. Impresionante. Un rating que hoy sólo puede disfrutar Marcelo Tinelli, que el lunes 9 también marcó 28.4 con la octava sentencia de Bailando por un sueño 2008. Otro elegido. Como Susana. ¿Cómo fue el primer programa? Abrió y cerró con Antonio Gasalla: al principio fue una charla sin filtros (pero a la vez un poco fría) con La Abuela, que este año estará esporádicamente con la diva, porque no hubo acuerdo con el contrato; y al final un diálogo con el humorista, que de tan corto (Su exigió que este año el programa no se estirara más allá de las nueve y media de la noche) terminó con la promesa de la conductora de una nueva invitación a su living. En el medio estuvo la presentación del excepcional mimo francés Albert Roubauhubo, y un reportaje profundo y bien susanesco con Facundo Arana, que apareció sin su hija India ni María Susini, pero aclaró: “Con María estamos conviviendo desde mucho antes de que naciera nuestra hija”, desmintiendo rumores de camas separadas.

Una vez concluido el debut, la diva habló con la prensa, y dijo que estaba feliz con el rating alcanzado. “Es una gran alegría haber llegado a 28 puntos. Me gustó el primer programa. Es más corto este año porque no nos vamos a estirar. Hay que quedarse con las ganas”.–¿Vas a llegar a los 40 años de programa como Mirtha Legrand?–¡Ni loca! Un tiempo más sí, ¡pero 20 años más no!–¿Qué invitado te gustaría tener que sea posible?–Me gustaría Cristina Fernández de Kirchner, pero no viene.–¿Vas a invitar a Eunice Castro, la ex pareja de Jorge Rama?–… ¡¿Qué?! No sé, no sé.Sí, sabe.

No hay comentarios.: