lunes, 7 de mayo de 2007

Susana Odalisca (Semanario)




Susana gastó la pista y Moria vació su billetera
Dieron clase de baile en el cumple de Celia Sofovich. Moria fue con su “sex toy”, que no tenía cambio para la odalisca, y Su, sola. Fue en el restaurante de Massud, ex de Casán.

--------------------------------------------------------------------------------

Una vieja canción rezaba: “Las chicas solo quieren divertirse”. Muchos años después, dos divas nacionales refuerzan la teoría y dan cuenta de eso.

Lo tienen todo: poder, dinero, glamour, parejas más jovenes que ellas y muchas ganas de pasarla bien, por eso cada vez que se les presenta una oportunidad para hacerlo, Moria y Susana se olvidan de las cámaras que las siguen permanentemente y le dan rienda suelta a la emoción.

El pretexto esta vez fue el cumpleaños número 60 de Celia Sofovich, la mujer del fallecido Hugo y cuñada de Gerardo. Y la cita fue en Al Shark, el restaurante árabe de Gustavo Massud, ex novio de Moria, un dato no menor si se tiene en cuenta que ella fue con su actual pareja o “sex toy” - juguete sexual, como ella lo llama-, Santiago Laborda Arrillaga, el joven de 23 años que le anima su corazón por estos días. Pero ya se sabe, ella es muy moderna.

Susana sin Jorge Rama, que acusa estar trabajando en Montevideo, fue con su hija Mercedes y su yerno, Eduardo Celasco, y fue una de las más divertidas.

Cuando aún no habían terminado de cenar, las dos amigas famosas fueron las encargadas de romper el hielo y saltaron a la pista protagonizando los momentos más inolvidables de la fiesta. Cinturón con moneditas, brazaletes dorados, vinchas con brillos y antifaces fueron sólo algunos de los accesorios que utilizaron las dos conductoras para adornar la pista, que compartieron con el resto de sus amigas, entre ellas Lucía Galán -que fue con su novio Pablo Alarcón- y Teté Coustarot. Susana no se privó de nada. Mientras todos comentaban el buen momento por el que está pasando, ella imitaba a una odalisca y sacaba a bailar a los que aún estaban sentados. Uno de ellos fue el mismísimo Gerardo que no es muy amigo del baile.

Por su parte, Moria compartía algunos mimos con su joven novio, otras miradas cómplices con su ex -que estaba feliz por la cantidad de periodistas que había en su local- y comentaba que al día siguiente se juntaba con su abogado para tomar una medida en caso de que otros ex, Luis Vadalá o Xavier Ferrer Vázquez, ingresen a la casa de “Gran Hermano famosos” y comiencen a ventilar su vida junto a ella.

“Las chicas están bárbaro y no paran de divertirse. Susana hasta se olvidó de sus dolores de cadera y no se sienta ni para tomar agua”, dijo una de las invitadas mientras Moria le daba por lo bajo unos billetitos a su novio para que se les ponga en la bikini a la odalisca que le bailaba alrededor. Pero no piensen mal... el chico se habrá olvidado de pasar por el cajero, porque hace unos días Moria dijo que este novio era distinto a los que tuvo: “Vino a verme a Nueva York y él mismo se pagó su pasaje”. Extravagancias y diversión para dos divas.

Fotos: jorge Amado Group
Agencia Movil Press





Susana y Moria fueron las más divertidas de la fiesta y las primeras en salir a bailar a la pista.


Pasado y presente: Moria coqueteó con su ex y le dio plata a su actual para que le ponga a una odalisca.


Lucía Galán le festeja a Susana sus ocurrencias con la comida. Celia estaba feliz, ni su cuñado ni sus amigas le fallaron. “Es una persona muy especial, una amiga del alma”, dijo Susana sobre ella.

No hay comentarios.: