lunes, 5 de marzo de 2007

Susana en radio 10(Siempre Susana)

Buenos Aires, 5 de Marzo de 2007

Susana Giménez habló con Oscar "El Negro" González Oro en radio 10
“AHORA ENTREGAN EL CUERPO POR UN JEAN DE CAVALLI”

Susana Giménez en camisón y desde su escritorio, habló durante una hora con Oscar González Oro por Radio 10 y entre otras frases divertidas, hablando de que ella compró su primer departamento con “este cuerpito”, mejor dicho “estos bolsillos”, dijo que hoy “entregan el cuerpo por un jean de Cavalli”.

Simpática, Susana habló de todo, desde Macri (a quien apoya y en quien cree) hasta el rating, y dijo que “la orden es que no me digan el minuto a minuto”.

Sobre la tele también dijo que “vuelvo porque la gente se merece una despedida después de veinte años“,aunque nunca afirmó que será el 2007 su último año,si bien tiene ganas de hacer teatro. Con relación a su nuevo productor afirmó que “yo lo fui a buscar a Gustavo Yankelevich,le dije que quería festejar mis veinte años en la tele y le gustó el desafío.Un poco hay que cambiar,porque si no,me aburro”,agregó Su.

En cuanto a su vida,dijo que sueña con vivir con sus animales y sus plantas cuando esté mayor,”mi fin será muy “briggitebardotesco“, dijo con humor Susana Gimenez.

"Estamos muy escépticos y hay que recuperar la fe"

Susana describió en Radio 10 que la actual situación política y social es complicada. Advirtió que resolver los temas de seguridad y educación es prioritario para los candidatos que se presentarán en las elecciones de este año

La animadora televisiva y referente social desde la televisión, reconoció que le gustaría poder entrevistar al presidente Néstor Kirchner y su esposa, la senadora nacional Cristina Fernández, a quienes le gustaría preguntarles sobre "si saben lo que está sufriendo el pueblo".

"No les roban a los ricos, les roban ahora a los pobres", afirmó. La droga "también es un tema" que le gustaría consultar a los principales dirigentes de la Argentina, manifestó Susana, aunque aclaró que "no" le gusta hablar de política.

"Vivimos en inseguridad permanente. No vivo perseguida, ni paranoica. Pero lo que está viviendo la gente es atroz, es terrible lo que está pasando, no se puede vivir así. Ante esto, ante está indefensión, me gustaría saber qué hacen para que esto se pase", continuó.

Además, advirtió que el robo que sufrió la semana pasada Andrea Frigerio fue "una vejación total. Y esto pasa 28 veces por día, en todas partes del país. Y las cosas no cambian, las leyes no cambian", consignó la mega estrella de la televisión nacional.

"Quiero que la gente viva una vida decente y feliz y, para eso, la seguridad es prioridad, al igual que la educación: es una cadena o un círculo", continuó.

"Yo no fui nunca un referente político, no es lo mío, pero supongo que el tema de las elecciones hay que tocarlo porque es un tema importantísimo", advirtió Susana.

"Hay que recuperar la fe, porque el ciudadano no cree en nada ni en nadie. Estamos escépticos a todo".

“A los espectadores les debo un good bye”

"Vuelvo a la tele porque la gente me lo pide" relató enseguida la diva y se atrevió a dejar en claro que este puede ser el último año de su ciclo. "A los espectadores les debo un good bye porque estuvieron conmigo 20 años", explicó.

Asimismo, agregó que está ansiosa por regresar y adelantó que "el circo de las estrellas" es un reality show de un grupo de famosos que emprenden el desafío de convertirse en artistas de circo. Confesó, además, que su nuevo programa se viene con todo y que quiere "tirar la casa por la ventana".

Sobre su año sabático, confesó que le sirvió para pasarla bárbaro. "Estuve toda mi vida atada a un camarín (...) necesitaba descansar", agregó.

El amor

"Estoy enamorada", le respondió sin dudar a Oro, quien la llevó con soltura a ese terreno de su vida. "Jorge es un hombre muy contenedor (...) estamos muy bien juntos pero no queremos convivir", confiesó.

Al recordar sus relaciones pasadas remarcó que no se arrepiente de nada. "Las cosas pasan por algo, para que uno aprenda", destacó Su, quien conversó desde el escritorio de su casa, aún vestida con su camisón blanco y un té en la mano.

No hay comentarios.: